Mini EclipsePor Daniel Cabezas

Era el martes 2 de julio de 2019, y con mis alumnos del Curso de Astronomía Moderna de EnDiAs, que se brinda en la Biblioteca Popular Municipal de San Miguel, ya habíamos resuelto viajar a la Laguna de Gómez en Junín, para tener una mejor vista del Eclipse Total Solar.

 

En ese lugar, el eclipse se daría a unos 3 grados sobre el horizonte, aproximadamente 6 diámetros solares. Además teníamos información y fotos de que la puesta del Sol para esta época del año, daba justo sobre el horizonte despejado de la laguna. Todo parecía ideal, a excepción de esa mañana del martes que había amanecido con el cielo totalmente encapotado de nubes.

El Servicio Meteorológico Nacional anticipaba bastante nubosidad para la zona de San Miguel y también para Junín. Pero personalmente confié en el pronóstico de AccuWeather, que nunca me había fallado, el cual me decía que después de las 16:30 hs., momento en que comenzaba el ocultamiento del Sol, el cielo de Junín iba a tener muy poca nubosidad. El tema era confiar en que el noroeste estuviese despejado; había cierta incertidumbre para viajar pero había mucho más entusiasmo, fe y actitud positiva de todos.

En pleno viaje a Junin

Y fue así como a las 11:30 hs partimos desde San Miguel, Susana, Lindaura, Valeria, Maxi y yo, en mi auto hacia Junín con el entusiasmo y la esperanza de que el cielo se despejara a la hora del eclipse. Allí nos encontraríamos con amigos míos, como Marcelo Ledesma de la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía (AAAA), que llevaba todo su equipo completo con cámara y computadora, para fotografiar tan esperado momento. También estaba mi querida amiga y ex compañera de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), la profe Paulina Armagno junto a otros profes y alumnos de distintos profesorados de la zona sur.

 

Mi amigo Marcelo Ledesma de la AaArAmAs

Durante el viaje por la Ruta 7 disfrutábamos de cada momento conversando sobre distintos temas, escuchando música y tomando mates como si estuviéramos en viaje de vacaciones. Cuando tomamos la Ruta 188, nos pasamos de largo de la entrada a la Estancia Los Amigos. Dimos unas vueltas hasta que pudimos ubicar el lugar en cuestión. Llegamos minutos antes de las 16 hs y efectivamente, el Astro Rey se veía a mediana altura sobre el horizonte con unas muy pocas nubes que parecían dispersarse. Saludamos a nuestros amigos que ya tenían los telescopios apuntando hacia el Sol con sus respectivos filtros.

Valeria y su super celular

Valeria preparó su super celular con trípode, y nosotros nuestros visores para la ocasión: anteojos para ver el eclipse y mi modesta cajita con vidrio de máscara de solar DIN 14, que dicho sea de paso, fue muy solicitada porque se podía ver no solo el disco solar ocultándose tras la Luna, sino también toda el área de alrededor con las nubes, parte de la laguna, el horizonte y algún ave que surcaba el cielo en ese momento.

Susana mirando a través del vidrio DIN 14.jpg

Finalmente, siendo las 16:30 hs había llegado el gran momento y se empezaba a ver como la Luna aparecía desde la izquierda ocultando el Sol y las nubes se iban disipando. ¡Había llegado el momento de empezar a tomar fotografías, mirar por los telescopios y visores, y contemplar un Momento Único e Irrepetible, acompañado de un grupo de amigos entusiastas y apasionados por los fenómenos astronómicos!

Concurrencia

Aproximadamente a partir de las 17:43 hs el Sol empezaba a cubrirse en su totalidad  se podía percibir como se oscurecía el ambiente, se sentía correr una leve brisa y bajaba la temperatura, corroborado esto por un profe que llevó un termómetro digital. ¡Pero lo más notorio fueron las aves, que parecían desconcertarse y revoloteaban hacia los árboles creyendo que repentinamente se había hecho de noche!

En la Laguna 1 En la Laguna 2

 

Marcelo Ledesma

 

Maxi, Lindaura, Susana y Valeria

 

Todo se había convertido en un Momento Mágico, donde abundaban las sensaciones y las emociones de poder vivenciar tantas variables y percepciones a la vez. Creo que todos comenzamos a gritar de euforia en ese momento, y algunos hasta lloraban de la emoción gritando cosas como “esto es increíble”, “esto es asombroso”, “es un momento único en mi vida”, “no puedo creer lo que estoy viendo”, etc. etc. etc. En fin, fue realmente un MOMENTO ÚNICO E IRREPETIBLE puesto que, en promedio, deben pasar aproximadamente 360 años para que se dé un eclipse en el mismo lugar.

Con amigos de profesorados zona sur

Luego de las 19 hs comenzamos a ver a Júpiter y sus lunas galileanas a través del telescopio Sky Watcher de 200 mm F 5 de Marcelo. Lamentablemente como el día siguiente, miércoles, era laborable, los chicos y los profes de la zona sur, junto con Marcelo y sus amigos, se tuvieron que ir. ¡Pero mis alumnos y yo nos quedamos para explorar el cielo de la Estancia Los Amigos de Junín y después de las 20 hs descubrimos que era espectacular! Era impresionante como se veía la Vía Láctea, el “Ñandú de Las Pampas”, el “Saco de Carbón” y El Escorpión, junto a sus cúmulos abiertos M6 y M7. Lo que nos daba una idea del seeing y la calidad del cielo de Junín en ese lugar.

En definitiva, sentimos que nuestras expectativas no solo se habían cumplido, sino que se habían superado. Y no solo por las observaciones astronómicas y el “plato principal” que fue el Eclipse, sino también por el ambiente de camaradería y amistad que se generó entre los diferentes grupos asistentes. El lugar, si bien queda a 250 kms de San Miguel, el sitio es aconsejable para las observaciones, por sus hermosos paisajes y su espectacular cielo nocturno, razón por la cual decidiremos volver en algún momento.

 

 CLIC en las fotos para ampliar

Secuencia 1 a Secuencia 1 b Secuencia 1 c

 

Secuencia 2 a Secuencia 2 b Secuencia 2 c

 

 

Marcelo Ledesma Corona solar

Corona solar

Marcelo Ledesma Full eclipse

Full Eclipse

Marcelo Ledesma

 

 

Elipse solar Total en Junín 2019 ~ EnDiAs

Agradecemos a quienes han compartido sus fotografías