Mercedes Junio 2012Por Daniel Flores 

El sábado 16 de junio, visitamos una vez más el Observatorio de la ciudad de Mercedes, pcia. de Buenos Aires. Fuimos en caravana como lo hacemos siempre. Punto de salida: Moreno. De mis alumnos fueron cuatro; uno, llevó su telescopio recién adquirido y vino acompañado de uno de sus hijos.

 

MartaOtra alumna llevó a una amiga, interesada en realizar el curso de Astronomía Básica en el segundo semestre. Dos chicas, que además son hermanas, también estuvieron presentes. Un ex Alumno de Marta Santos, vino acompañado con su esposa. Marta y José Fabbro también estuvieron con nosotros. Si contamos a los dos encargados del observatorio en total éramos trece personas.

 

Carlos y JoseMis alumnos esperaban ansiosamente la jornada, aunque por diversos motivos, no todos los que quisieron venir, pudieron. A aquellas ansias hay que sumar el suspenso adicional de haber postergado la jornada ya dos veces, por el cielo cubierto que nos demostraba que los acontecimientos naturales terrenales, sí, pueden frustrar nuestra voluntad a su antojo, a diferencia de aquellos enormes pero lejanos astros, que pretendemos contemplar...

La jornada fue relativamente corta, por el frío y por el estado del tiempo, que se mostró hostil con sus nubes; ellas que a veces parecen celosas, anteponiéndose a las estrellas... Pero desafiando las caprichosas Leyes de Murphy, nos dimos el gusto de observar durante un par de horas, con tres binoculares y tres telescopios, a los que, luego se sumó el gran reflector del propio observatorio. Espontáneamente nos fuimos a refugiar del frío, a comer y beber algo caliente, consolidando el momento con una charla amena entre todos, y sólo entonces, el cielo con su complicidad, se nubló completamente. Así que digamos que fue una jornada exitosa... Una vivencia inolvidable para todos, y en especial para ellos, por la novedad de haber visitado un observatorio, de contemplar un cielo imposible de ver en los barrios luminosos del Gran Buenos Aires y por ese hermanamiento no cotidiano que se genera entre los aficionados apasionados por la Astronomía.

Foto 4

Observamos Omega Centauri, varios cúmulos abiertos de Escorpio, Carina y la Cruz del Sur, la Galaxia del Sombrero, los planetas Saturno y Marte... Reconocimos constelaciones, la Vía Láctea, las principales estrellas, el polo celeste sur... Todo con ayuda del programa Stellarium y los punteros láser. Por su parte, Miguel de Laurenti expuso una brevísima charla de las características del observatorio y del reflector fijo.

Producía satisfacción personal ver que advertían por su cuenta, objetos del cielo, que aprendieron a buscar durante el curso y en sus patios, que ya supieran cómo se mueve el cielo alrededor del polo celeste, y que les fuera fácil encontrarlo, que pudieran reconocer los puntos cardinales a partir de estos conocimientos...

Sobre esta salida, yo avisé y les hablé, desde hace bastante, para motivarlos y así con eso, alimentaba sus ansias, clase tras clase ¡El observatorio podría contratarme como promotor! Todos quedaron encantados y pidieron ser notificados para el próximo encuentro mercedino.

 

Algunas reflexiones personales como profesor

DanielMe resulta gratificante que mis alumnos, escasos en número, pero con enorme entusiasmo, estén tan enganchados, e interesados en esta ciencia, mucho más que antes de comenzar el curso. Y que los conocimientos que adquirieron les sirvan, para "moldear" y "ordenar" toda esa curiosidad y admiración por el Cosmos. En estos cursos, que estoy dando este 1er. semestre, ya varios alumnos adquirieron telescopios y binoculares, y están aprendiendo a reconocer el cielo.

Por el trato que tengo con ellos, con el tiempo puedo notar, que dejan de verme solo como el "profe", y tengo el propósito de interactuar con ellos, haciéndolos participar, mostrándoles que puedo responder sus consultas, reflexionando con ellos sobre el Universo, guiando sus observaciones, etc...

Cada curso que hago, voy puliendo el material, agregando, quitando y mejorando varios aspectos de cada clase, y quizás no seamos tan marketineros en conseguir alumnos en grandes cantidades, pero creo y veo que la "calidad" de los egresados mejora año tras año.

En San Miguel se estabilizó un grupo con cuatro alumnos, y el mismo número en Moreno. Hay personas que vienen cada tres clases y eso es llamativo porque pienso que pierden el hilo del aprendizaje.

Respecto de la cantidad, se anotan varios y no todos terminan. Eso pasó siempre. Pienso que quedan los que deben quedar, y lo mejor es continuar el contacto activo sobre los egresados, sobre todo cuando ellos mismos me piden y preguntan "cómo sigue esto", o que "no los deje en banda" como me dijeron este año.
Los primeros cursos los daba pensando en trasmitir conocimientos, pero ahora me doy cuenta que lo mejor es "ordenarles" la curiosidad y enseñarles las herramientas con las que luego ellos, puedan y aprendan a ver el cielo, que salgan con capacidad para continuar ellos mismos, su camino de aprendizaje e interpretación de la información nueva que surge en los medios, que sean capaces de buscar y armar su propio plan de observación, y que no sea un simple curso en donde vienen a escribir y escuchar, sino que la astronomía amateur "se viva" de una forma tan novedosa y dinámica como la evolución misma del universo,,. Y todo esto aún después de egresados... Y que por supuesto sepan que EnDiAs es el lugar indicado para explayar toda esta afición, no sólo como espectadores, sino también de manera activa.

Para los próximos cursos voy a darle más protagonismo a los telescopios y binoculares, que es el interés más común en los alumnos y de lo que más esperan aprender. El curso de Astronomía Básica, lo voy a ordenar en tres partes: Cosmografía (movimiento del cielo, esfera celeste), Astronomía observacional (telescopios, mapas celeste, constelaciones) y Generalidades del universo (estrellas, historia de la astronomía y sistema solar), sin profundizar demasiado en temas de astrofísica y el Sol, dejándolos para el curso de Astronomía Moderna y Solar.

Observatorio Mercedes Junio 2012

CLIC AQUI para acceder al albun de fotos en Facebook

CLIC AQUI para acceder al album de fotos en Picasa


El Observatorio  fue creado en el año 1974.  Lleva el nombre de quien fuera su fundador y primer director Ing. Ángel Di Palma. Comenzó a funcionar en 1980, en un albergue construido en el Parque Municipal de la ciudad de Mercedes. En 2007 fue reubicado en zona rural (Cuartel XVIII, La Florida) Escuela Nº 15. Cuenta con un telescopio cuyo espejo principal mide 60 cm. de diámetro, con una distancia focal de 2,4mts. La distancia focal total del sistema es de 10,5 mts.

Ubicación: Ruta provincial 41 desde Mercedes a San Andrés de Giles, 15 km, luego 900 mts. al Este  por camino de tierra afirmado. Hay un cartel indicador. Está abierto los viernes para visitas del público en general. Se puede reservar  turno al (02324) 42-6775, o al (02324)-15588956.

Observatorio iluminado