Observacion del cieloProf. Daniel Flores

Ya hablamos de las estrellas, constelaciones, de los mapas del cielo y de los binoculares. ¿Qué se puede ver en el cielo entonces? Muchos tipos de objetos y eventos. En el cielo podemos ver objetos del sistema solar, dinámicos y que cambian de posición día a día. Y también objetos del espacio profundo, que aparecen como inamovibles respecto a las estrellas. 

 

Objetos del Sistema solar

Luna: sin duda el astro más llamativo del cielo, cuyos rasgos en la superficie podemos distinguirlos incluso a simple vista. Podemos apreciar sus cráteres y sus grandes cuencas de lava solidificada de color gris que se denominan genéricamente “mares”. Con la ayuda de un mapa podemos reconocer los accidentes de su terreno (accidentes selenográficos (Selene = Luna) ). También hacer un seguimiento de sus fases, comprobando que una lunación (pasos sucesivos entre dos mismas fases) o mes lunar tiene un período de 27 días, 7 horas y 43 minutos. Es notable también como la luna sale siempre 50 minutos más tarde cada día, y noche tras noche podemos percibir cómo se mueve respecto a las estrellas. Con binoculares, la luna se ve espectacular y con telescopio, se necesita siempre algún filtro para reducir su luminosidad, ya que sin él, el ojo queda encandilado luego de unos pocos segundos.

Mapa de la luna desde hemisferio Sur  Mapa de la Luna con algunos de sus accidentes geográficos

Filtro lunar para ocular de telescopio

Filtro para ver la Luna. Se coloca en el ocular del telescopio

  

Sol: El sol es un astro que no se puede observar directamente porque daña los ojos, debido a su brillo intenso. Si tenemos la oportunidad, y podemos observarlo a través de una máscara de soldador (cuenta con la protección adecuada) podemos comprobar que tiene un tamaño aparente muy similar al de la Luna. Existen telescopios con una protección especial que permiten ver el sol; utilizan filtros con partículas de aluminio que bloquean gran parte de la luz para que no dañe los ojos. Podremos ver las protuberancias y las manchas solares. La energía que proviene del Sol es tan alta, que hasta los telescopios que no están preparados, se pueden dañar.

Filtro solar para telescopio

Filtro solar para objetivo de telescopio. lámina de mylar ultra safety film

 

Planetas: Los planetas visibles a simple vista son cinco: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Tanto ellos como el Sol y la Luna se mueve en una zona del cielo que se llama “Franja del zodíaco” cuyo centro es la eclíptica, el camino a través del cual aparentemente se desplaza el Sol día a día.

Ecliptica y ZoodiacoLas constelaciones del Zoodiaco se ubican sobre la Eclíptica

La eclíptica no es ni más ni menos que nuestra propia órbita “vista de canto” o de perfil. Sensación producida porque orbitamos alrededor del Sol. Al tener los planetas órbitas cuyos planos son casi coincidentes al nuestro, desde la Tierra vemos como se mueven todos cerca de la eclíptica, a medida que pasan los días. 

Jupiter y sus lunasJúpiter y sus lunas galileanas

Venus y Júpiter son los que mayor brillo pueden alcanzar. Saturno y Marte son algo más tenues pero en sus posiciones favorables son muy brillantes también. Mercurio se ubica siempre cerca del Sol. Los más lejanos, Urano y Neptuno no son visibles a simple vista, aunque si con lo binoculares. Con la ayuda del Stellarium podremos reconocer fácilmente la posición actual de cada planeta.

 

Asteroides: Los asteroides son residuos que datan de la formación del sistema solar y que vagan en órbita algunas veces inestables. Son muy difíciles de observar porque son pequeños y opacos. De vez en cuando, alguno de los más grandes está en posición favorable para reflejar la luz del sol y se lo puede ver como un punto que pasa desapercibido entre las estrellas.

 

Comentas: Los cometas también datan de la época de la formación del sistema solar. Provienen de los límites del sistema solar y al ser cuerpos de hielo, cuando se acercan al Sol comienzan a evaporarse, dejando tras de sí sus propios restos que nosotros vemos como la “cola” del cometa. Solo los más grandes pueden observarse a simple vista. Con un binocular o telescopio puede apreciarse la cabeza del cometa como una bola difusa, y su cola que puede variar en tamaño y forma de acuerdo al caso.

 

Meteoros0: Puede ocurrir que estemos mirando el firmamento, cuando de golpe un trazo de luz muy veloz altera nuestra calma. Se trata de un meteoro, o como se dice vulgarmente “estrella fugaz”. Permanentemente ingresan a nuestra atmósfera partículas muy pequeñas (de pocos milímetros a algunos centímetros) a muy alta velocidad y la fricción con el aire hace que se incineren rápidamente, el resultado es el fenómeno luminoso citado. Cuando el fragmento es más grande y tiene un brillo que supera al de Venus, recibe el nombre de “bólido”. A veces la Tierra, en camino alrededor del Sol, pasa por la ruta de un cometa y absorbe las partículas de ese astro que quedaron vagando en la zona, produciendo múltiple meteoros. Lo que vemos nosotros es un aumento considerable en la tasa de estrellas fugaces, y se suele llamar a ese fenómeno “lluvia de estrellas”.

 

Eclipses: Son fenómenos que consisten en la ocultación de un astro por otro. El caso más apreciado ocurre cuando la Luna tapa al Sol (eclipse de Sol). En apariencia el Sol y la Luna son del mismo tamaño, pero en realidad el Sol es 400 veces más grande que la Luna; lo que sucede es que el Sol está 400 veces más alejado, y entonces nos da la impresión de que los dos tienen el mismo tamaño.

Los eclipses de Sol se producen cuando la Luna se interpone entre el Sol y La Tierra. Duran unos minutos. Se los puede clasificar en total, parcial o anular. No se pueden observar directamente sino con métodos indirectos como proyecciones o alguna máscara para soldar.

Los eclipses lunares en cambio son mucho más largos. Ocurren cuando la Luna pasa detrás de la Tierra, por su cono de sombra, y por eso la luna se pone oscura. No hay problemas en mirarlos a simple vista y son ideales para observarlos con amigos, porque no, degustando algún bocadito o bebida.

Eclipse Lunar Secuencia de un eclipse lunar

 

Objetos del espacio profundo

Los objetos del espacio profundos, son todos aquellos astros que se mueven conjuntamente con las estrellas y que no cambian de posición día a día como los planetas. Quitando al Sol, la Luna, los planetas y demás astros del sistema solar, todo lo observable pertenecen al espacio profundo y están a grandes distancias. Y de todos ellos, a excepción de las galaxias, todos pertenecen a la Vía Láctea, es decir, a nuestra propia galaxia.

 

Estrellas: Podemos ver estrellas por doquier y pronto notaremos que tienen tonos rojizos, blancos y azulados, entre otros colores. Ni con el más potente telescopio podemos ver sus superficies, siempre se ven como puntos. Las estrellas titilan por un efecto de nuestra atmósfera y no por una causa física de ellas. Ese efecto es más notorio cuánto más cercanas al horizonte se encuentran.

Hay un cierto grupo de estrellas que varían su brillo en un período de tiempo que puede ir de días a meses. Son las llamadas “estrellas variables” y son un importante campo de estudio tanto para astrónomos aficionados como para profesionales. Otras veces podemos observar que dos estrellas aparentan estar muy juntas, a veces casi pegadas. Se trata de las estrellas dobles.

Las estrellas tiene diferentes brillos y puede ser medido y clasificado. El primero que realizó esta labor fue el astrónomo griego Hiparco que, en el siglo II a. C. escribió un catálogo de estrellas del hemisferio norte (de 1.080 miembros) que influyó durante 1.400 años, hasta que se inventó el telescopio, en 1609. Él consideró a las 20 estrellas más brillantes como de “primera magnitud” y al segundo grupo en brillo, las denominó de “segunda magnitud”, y así hasta llegar a las de sexta magnitud, las cuales apenas se podían ver. Con la publicación del primer catálogo estelar que cuenta a las estrellas del hemisferio sur, que incluía estrellas más brillantes que las conocidas, se tuvo ampliar el catálogo pero de forma negativa, o sea que las estrellas de magnitud 1 que había denominado Hiparco quedaron atrás con la aparición de la magnitud 0 y –1. Es decir que cuánto más negativa sea la magnitud de un astro, más brillante es.

 

NOMBRE

CONSTELACIÓN

TIPO

MAGNITUDES

PERÍODO (DÍAS)

h  Carinae

Carina

Variable

0,8   7,9

Irregular

g Cassiopeiae

Cassiopeia

Variable

1,6   3,3

Irregular

c Cygni

Cygnus

Mírida

3,3  14,2

407

m Cephei

Cepheus

Variable

3,4    5,1

730

h  Aquilae

Aquila

Cefeida

3,5   4,4

7,2

R Carinae

Carina

Mírida

3,9  10,5

309

W Sagittarii

Sagittarius

Cefeida

4,3   5,1

7,6

d Cephei

Cepheus

Cefeida

3,3   4,4

5,4

R Leonis

Leo

Mírida

4,4  11,3

312

b Lyra

Lyra

Lírida

3,3   4,3

13

Lista de las 10 estrellas variables más interesantes

 

Cúmulos estelares: En algunos casos, las estrellas se hallan ligadas gravitacionalmente formando estructuras que llamamos “cúmulos”. Con los binoculares o telescopio se pueden apreciar como una muy llamativa concentración de estrellas. Los hay de dos clases: “abiertos” y “globulares”. Las estrellas de un cúmulo abierto están dispuestas de una forma irregular, sin una forma definida. Los cúmulos globulares son realmente de mayores dimensiones, con estrellas más viejas y numerosas, y además están dispuestas en forma globular, o sea esférica. Con los binoculares, se ven como si fuera un globo en el espacio. Un telescopio ya permite distinguir las estrellas que los componen.

 

NOMBRE

CONSTELACIÓN

MAGNITUD

Las Hiadas

Taurus

1

Las Pléyades

Taurus

1,2

NGC IC 2602

Carina

1,9

NGC IC 2391

Vela

2,5

NGC 6231

Scorpius

2,6

NGC 2451

Puppis

2,8

NGC 3532

Carina

3

M44 (La Colmena)

Cancer

3,1

M7

Scorpius

3,3

NGC 2516

Carina

3,8

Tabla de los 10 cúmulos abiertos más brillantes

 

 

NOMBRE

CONSTELACIÓN

MAGNITUD

Omega Centauri

Centaurus

3,6

NGC 104 Tucanae

Tucana

4

M22

Sagittarius

5,1

NGC 6397 Arae

Ara

5,6

M13

Hercules

5,9

M4

Scorpius

5,9

M15

Pegasus

6,3

M3

Canes Venatici

6,4

M2

Aquarius

6,5

Tabla de los cúmulos globulares más brillantes

 

Nebulosas: Las nebulosas son grandes extensiones de gas y polvo. Su brillo se debe a que sus átomos se ven afectados por la radiación de estrellas vecinas, la cual hace que éstos emitan luz. De las nebulosas nacen las estrellas, y su vez, cuando una estrella muere, termina nuevamente formando una nebulosa. Existen algunas nebulosas que son opacas y muy densas, y no permiten siquiera pasar la luz de las estrellas que se encentran detrás de ellas; desde la Tierra la contemplamos como un manchón oscuro en el cielo. Son las nebulosas escuras.

Nebulosa y Cumulos En orden, una nebulosa, un cúmulo abierto y un cúmulo globular

 

Las nebulosas en general tienen un brillo muy sutil y por ello se requiere de cielos bien oscuros para contemplarlas con toda su magnificencia. Con un binocular se las puede ver con una mancha blanca relativamente brillante. Con un telescopio ya puede distinguirse detalles.

 

NOMBRE

CONSTELACIÓN

MAGNITUD

TIPO

NOTAS

M42

Orión

5

Emisión

Visible a simple vista

NGC 2070

Dorado

5

Emisión

Está dentro de la Gran Nube de Magallanes

M8

Sagittarius

5

Emisión

Claramente visible en cielos ideales

NGC 7000

Cygnus

6

Emisión

Su contorno es parecido al de América del Norte

NGC 3372

Carina

6

Emisión

Tiene una estrella central

NGC 7293

Aquarius

6,5

Planetaria

Tiene un diámetro aparente de 15 minutos

M17

Sagittarius

6,9

Emisión

Tiene forma de herradura

M20

Sagittarius

7

Emisión

Está atravesada por líneas oscuras

M27

Vulpecula

7,6

Planetaria

Bastante brillante

Saco de carbón

Crux

-

Oscura

Abrupta región oscura

Tabla de las 10 nebulosas más interesantes

 

Galaxias: Una galaxia es una gran estructura conformada por estrellas, gas y polvo. Casi toda la materia del universo se suele agrupar en estas estructuras, que muchas veces tiene forma espiralada. Digamos que son las unidades básicas del universo. Las estrellas, cúmulos y nebulosas descritas, pertenecen todos a nuestra galaxia, la Vía Láctea. Pero también podemos observar otras galaxias vecinas. En general son muy difíciles de observar y salvo alguna excepción, solamente podemos distinguirlas con un telescopio.

Dos casos muy especiales son las denominadas “Nubes de Magallanes”, denominadas así porque fueron observadas por primera vez por un europeo durante aquella histórica primera vuelta al mundo. Son propias del hemisferio sur, y muy brillantes, aunque desde la ciudad no se puede apreciar por la contaminación lumínica. Se trata de dos galaxias muy cercanas a la nuestra.

 

 

NOMBRE

CONSTELACIÓN

MAGNITUD

Gran nube de Magallanes

Dorado

0,1

Pequeña nube de Magallanes

Tucana

2,3

M31

Andrómeda

3,5

M33

Triangulum

5,7

M81

Ursa Maioris

6,9

NGC 5128

Centaurus

7

M104

Virgo

8,3

M51

Canes Venatici

8,4

Tabla de las galaxias más importantes

 

La Vía Láctea: nuestra galaxia también puede ser contemplada. Al tener forma espiralada y a la vez achatada, y además por estar el Sol en el borde (periferia) de la misma, nosotros podemos contemplarla como una gran franja donde hay una mayor concentración de estrellas, que surca el cielo de lado a lado. Mayor concentración no solamente de estrellas, sino también de cúmulos y nebulosas. El núcleo está en dirección a la constelación de Sagitario. Nuevamente, desde la ciudad no se puede apreciar. Solamente desde un lugar muy oscuro puede apreciarse con asombro.

Cielo estrellado Via LacteaVía Láctea

 

Observar con binoculares 

Constelaciones y cómo orientarnos 

Cómo observar el cielo